viernes, 29 de enero de 2010

Hace veinte años...

¿Te acuerdas, compadre...? Todos los años, veíamos la cofradía aproximadamente por allí. Ya nos habíamos pegado el reglamentario en el bar Iris y nos dirigíamos a eso que tu tan bien defines como "el goce..." En la esquina de la calle Feria, nos esperaba nuestro Bendito Padre,aguardando pacientemente su paseo de todos los años... Lo que yo daría,compadre... Lo que yo daría.

2 comentarios:

Calleferia dijo...

El otro día le decía a Fran, que parece que llevamos bien el haber "colgado las botas" . . . pero cómo tu bien dices: lo que yo daría Dios, lo que yo daría.

Con tu permiso te enlazo en mi blog.

Un abrazo.

Luis.

Ps: Por cierto, creo que ese Domingo de Ramos llovió. Vosotros no salistéis y nosotros nos metimos en la Anunciación (no se por qué ya que al volver a Santa Marina después de cuatro horas nos mojamos más).

Fran dijo...

Mas bien Antonio, cuanto darian muchos por haber vivido solo un poquito de lo que, poque asi lo quiso El, vivimos, gozamos y sufrimos....