martes, 30 de noviembre de 2010

Absolutamente IMPRESIONANTE...

Asi lo concibió el maestro Ortega Brú.
El de San Roque, sin duda, fué un genio...

1 comentario:

Javier dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.