sábado, 13 de enero de 2018

Feliz 2018. Mi oración para el año que hoy comienza.

Mis mejores deseos para todos.
Feliz 2018.
Mi oración para el año que hoy comienza.

Tus divinas manos, Señor. Esas benditas manos
Siempre prestas y dispuestas a cobijar
En tu infinita e ilimitada Misericordia… Para rodear
En imperecedero,  inabarcable y tierno abrazo
A tus hijos… Los que acuden  cada día ante Tu altar
A cumplir con la liturgia y el ceremonial cotidianos.
A los que desde la lejanía, la desafección o el enfado…
Desesperan y finalmente acuden a Ti implorando…
Y a los que como yo, el peor de tus hijos. El más ingrato…
Cuando a diario me pongo a Tus plantas, suplicando
Favores, lamentando errores  o intentado ser perdonado.

Mi Señor… Mi Cristo… Mi dueño…
Dueño de la eternidad y del tiempo.
Tuyos son mi ayer, mis recuerdos.
Mi hoy, mi presente… Mis anhelos…
Y mi mañana… con todos mis sueños.

Hoy quiero agradecerte todo cuanto he aprendido.
Todo lo que de Ti he recibido.
Gracias por regalarme a mis amigos…
Por la vida y por el amor de los míos.
Por las flores, por el aire y por el sol…
Por la ventura, la felicidad. Por el Amor y por el dolor.
Por todo lo que pudo ser… Y por todo lo que no ha sido.

Hoy quiero ofrecerte todo lo que bueno que hice en el pasado.
El trabajo que me diste, todo lo que quise y pude realizar
Todo lo que me permitiste vivir y me permitiste soñar…
Todo lo que pude construir… Y todo en lo que pude fracasar…

Quiero agradecerte lo que siento
Por todos aquellos a los que he amado.
Por poner sobre mi Tus divinas manos
En aquel momento. En aquel segundo nefasto
Que bien pudo haber significado
El punto y final a mi relato.
Por la nuevas amistades que hoy tengo…
Y por todo lo que compartí con ellos.
Por tanto viejo amor atesorado,
Por la vida, el dolor, la alegría y el trabajo.
Por tantos buenos y malos ratos…
Por tanto como he reído y tanto por lo que he llorado.

Hoy Señor… También quiero pedirte perdón…
Perdón por todo el tiempo perdido.
Por tantas veces en las que sin querer, he ofendido,
Hoy Señor… Te quiero pedir perdón
Por la palabra inútil y el dinero mal gastado.
Y por todo el amor, que pudiendo haber regalado,
He sido tan necio de haber desperdiciado…
Por tantas obras vacías y por mis falsos halagos…
Por el trabajo mal hecho… Y por mis enfados.
Perdón por haber vivido tantos días… Sin el menor entusiasmo.

También por aquella oración
Que, poco a poco, fui posponiendo.
Por mis olvidos… Por mis ausencias y mis silencios…
Hoy de nuevo Señor… Quiero pedirte perdón.

Ahora… Hoy, que comienza un nuevo año.
Cuando  detengo mi presente ante el calendario…
Te pido para los míos… Mis parientes y mis amigos
La paz y la alegría… La esperanza y el buen tino…
La fortaleza, la prudencia y la sabiduría…
Quiero que puedan vivir cada día
Con optimismo, bondad, caridad y solidaridad
Llevando el corazón lleno de comprensión y paz.
Y en mí, como siempre te pido, Que se haga Tu voluntad.

Cierra nuestros oídos a toda falsedad,
Nuestro pensamiento y nuestros labios a la mentira,
Nuestros malos momentos a la cólera y a la ira,
Nuestros propósitos e intenciones a toda maldad…
Y nuestras almas, a la codicia, al egoísmo y a la enemistad.

Abre nuestro ser y nuestra esencia a todo lo que es bueno…
Que nuestros espíritus y nuestro ánimo, estén repletos
Solamente de bendiciones y buenos deseos,
Para derramarlos por donde quiera que pasemos.

Llénanos Señor también de afecto, fraternidad y alegría.
Para que todo aquel o aquella que se cruce en nuestras vidas,
Pueda descubrir en todos nosotros, un poquito de Ti cada día…

Danos Paz, Salud… Amor y Esperanza Señor…
Colma nuestra existencia y nuestras vidas de felicidad.
Hágase en mi Señor, siempre Tu voluntad.
Y que perduren el respeto, el cariño y la sinceridad
Por y para siempre en nuestro corazón


Que así sea.

No hay comentarios: