viernes, 22 de octubre de 2010

In memoriam...

Mi añorada... Mi soñada... Siempre recordada y necesitada Marta:
Hoy, como todos los días de mi vida... Como siempre... Mi primer pensamiento ha sido para ti.
Hoy es veintidós de Octubre.
Curiosidades de la vida. El número veintidós... Me acompaña desde la cuna.
Vine al mundo un día veintidós. Mi padre, también nació y se fue un día veintidós.
Tú te fuiste el día 22 de Octubre de 1988.
Ahora tendrías veintidós años...
El destino. Todo podría haber sido de otra manera.
Tu vida, nuestras vidas... Todo podría haber sido muy distinto... Solo Él lo sabe.
Por esta y por muchas otras razones, sigo dando todos los días gracias a mi Dios.
Él y sólo Él, guardián eterno y omnipotente de los designios de nuestras vidas, te llevó a su lado
por alguna razón...
Y aquí nos dejaste para siempre con la tristeza y la amargura de tu insoportable ausencia, pero con la certeza del reencuentro el día que Él nos llame a Su presencia.
Él te arrebató de nuestro lado... Pero también Él nos regaló a tus hermanas... Desde entonces vivimos por y para tu memoria y por y para tus dos hermanas...
Soy feliz con la vida que nuestro Soberano nos ha deparado...
Desde donde estés, sé que te alegras de nuestros pequeños logros y que siempre nos acompañas en nuestros fracasos, para consolarnos y darnos nuevos bríos para seguir con nuestras vidas...
Él que tanto nos quitó, también nos dio todo lo que tenemos...
Él sabe lo que hace y por qué.
Mañana, como todos los días, seguiremos recordándote y preguntándonos como podría haber sido... Y no fue.
Como también tenemos la certeza de que un ángel maravilloso nos cuida y vela por nosotros todos los días de nuestras vidas.
Queda con Él, mi queridisima hija...
Hasta siempre Marta.

6 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Sin palabras Antonio.....
¿cuantas levantá por ella?
¿cuantos recuerdos por ella?
Sabes que siempre hubo quien la recordaba en los peores momentos de la corria, y solo el pensamiento de la ausencia y tu pena nos hacia crecernos y estirar los cuerpos parriba derechos como tios grandes y honraos!!!!! por ti, por ella, por recuerdos bellos y de amigos.
Siempre estaba alli el Narbona para recordarnos a Marta, siempre....
De eso sabe bien El Soberano, los dos, el nuestro y el de las peores pesadillas, acuerdate compadre.
Y herodes, y servitas, y etc etc etc....
Me has emocionado cabron recordando!!!!
Por eso eres la Heidi, y lo seras hasta el ultimo dia de tu vida, inspiracion, sentimiento y honradez. Un costalero de los que tu nombre aparecera en los libros, de leyenda, como lo fueron otros antiguos y se recuerdan.

Un beso desde lo mas intimo de mi alma.

Abraham Montes dijo...

Desde mi más profundo corazón y respeto he "sentío" tu entrada como algo también mia, eres un hombre como la copa de un pino, añejo y amigo de tus amigos.
En una mirada rápida hacia atrás y sin quedarme mucho tiempo anclado,contemplo que los ángeles protegen a sus seres queridos.
Marta te está protegiendo con su amor divino junto a nuestro Soberano.
Cada vez que me meta debajo me acordaré de ella. Yo sé que es lo que se siente por los hijos, y eso es lo más fuerte que existe.
Mi hija en esta semana la operan de corazón y yo le pido a tu hija Marta que la proteja en esos momentos.
Se pondrá bien seguro, lo sé.
Un abrazo Heidi de tu Charles.

DANI dijo...

Me has dado en el corazon con tus sentimientos. Como tu bien dices sólo Él sabe porque.

Desde Marbella, un nazareno del Cristo de las Almas, que te da a ti y a tu famiila todo su ánimo.

Soy amigo de tu compañero Antonio Ramirez.

Un abrazo.
Dani

Fran Morillo dijo...

No nos conocemos, Antonio. Soy Fran Morillo, más conocido en este mundillo, como Fran " el poli".
Decirte, que al leer tu rinconcito, me he visto reflejado en todas y cada una de tus expresiones,sentimientos,deseos...
Yo , también, hace casi dos años, perdí a mi hermano, de una forma inexperada, inexplicable. Y no hay dia que el primer pensamiento sea para él, y que todos los días me pregunte ¿ POR QUÉ?

Coincido contigo, en que algún dia, cuado nuestro Dios quiera volveremos a encontrarnos con ellos, y que son ellos , los que de algún modo nos protegen o interceden por nosotros.

Simplemente, darte las gracias, por que has reflejado perfectamente, lo que se siente cuando alguien tan querido nos abandona, y la amargura tan grande que deja.
Un abrazo Antonio, y a seguir dando levantas y chicotas de categoria como ellos se merecen.
Fran Morillo.

pepa trillo dijo...

hijo sigo tu hermosa andadura por estas maravillas que escribes mas con el corazon que con tu pluma y tansolo te digo que dios me dio el regalo mas hermoso el dia que te pari,que dios te bendiga

Anónimo dijo...

antonio no puedo mas que decirte que no es tumente ni tus manos lo que escriben es tu corazon que es mas grande que tu y que con tanta sabiduria dejas deslisar por el papely que nos dejas ver que buena persona eres cuanto siento tus penas mi niño que lo seras siempre