miércoles, 25 de enero de 2012

Cuanto te voy a echar de menos... Compadre.

Cuanto te voy a echar de menos…

Que podría decirte compadre,

Que tú no hayas vivido

A mi lado o que camino

Podría intentar mostrarte

Que juntos no hayamos recorrido.

Nuestro Jefe, nuestro Dios, nuestro Dueño

Ha vuelto a llamarme y no quiero

Que por mi quede, de manera que me entrego

Otra vez, sin ninguna reserva, a intentar ser su cirineo.

Pero la dicha nunca es completa

Y por mas que yo quisiera

Nada volverá a ser igual esta primavera

Si tu no estas bajo sus trabajaderas…

Ni sabrán igual las albóndigas, ni la cerveza,

Ni la salchicha de la cuesta…

Ni me sabrán igual los kilos…Ni la leña.

Sabiendo que podrás estar cerca…

Pero que nada será como antes lo fuera…

Ojú compadre, cuanto te voy a echar de menos.

Cuanto voy a extrañarte cuando estemos de nuevo

Intentando llevar a nuestro bendito Cristo moreno

Como hacíamos ayer… O como lo hacíamos en nuestros sueños.

Si Él decide llamarnos de nuevo

Que más da que ya seamos viejos…

Que más dan las canas que peinemos

Si de ilusión, ganas y casta, llevamos los bolsillos llenos…

Compadre cuanto voy a echarte de menos…

En el más sublime y esperado momento

Cuando en la puerta, a tierra… Me apriete el madero

Y tenga la certeza de que tu ya no estas dentro…

Y cuando en el relevo vuelva la vista atrás…

Por mucho que me empeñe en mirar

Ya no volveré a ver aquel viejo costal…

Ni a mi amigo, al que siempre acostumbraba encontrar.

Ojú compadre, cuanto te voy a echar de menos.

Cuanto voy a extrañarte cuando estemos de nuevo

Intentando llevar a nuestro bendito Cristo moreno

Como hacíamos ayer… O como lo hacíamos en nuestros sueños.

3 comentarios:

monaguillo dijo...

Tremendo... un abrazo grande desde Granada y muchas felicidades por volver a los palos.

Sin conocerte personalmente me han contado tantas buenas cosas de tí...

Cuidate.

Anónimo dijo...

Hermano; tu maestría con el verbo solo es equiparable a tu sapiencia costalerística y a la grandeza de tu corazón. Sé que tu compadre se alegrará de todo lo bueno que te viene. Que el "Moreno de la calle feria" te bendiga y ayude.

Tu hermano y amigo.
Emilio Salés Trillo

Fran dijo...

Ya sabes Antonio que nuestro proximo envite sera en la cuarta galactica con Juan. Y ese gran dia de tu vuelta, cuando Medrano y Manolo Santiago ocupen su palco en la nube 14, busca por las entrañas de la gloria que algo de mi se habra quedado por alli. Y que todo vuelva a ser como en 2006, el año que el tiempo se paró y que cada chicotá era como una veromoca de Curro...